Evitar un despido injustificado como patrón es una manera simple de ahorrar dinero. Pero la situación en México con motivo del coronavirus es bien conocida. Poco a poco han ido aumentando los casos de contagio y eso ha provocado que tanto el gobierno como las personas, empiecen a adoptar medidas de protección.

La gente está dejando de salir a las calles y está guardando su dinero, porque tiene incertidumbre de los daños económicos que el virus pueda originar. Esto está afectando a un gran número de empresas porque las ventas han disminuido notablemente lo cual ha provocado despidos injustificados.

Despido injustificado por coronavirus

¿Qué puedo hacer si ya no puedo pagar la nómina de los trabajadores, o tengo que cerrar mi empresa?

Entonces surge la gran duda, ¿qué puedo hacer si ya no puedo pagar la nómina de los trabajadores, o bien, tengo que cerrar mi empresa?

Pareciera que la única opción es cortar la nómina, pero eso implica despido injustificado.

En Besser Estrategia Empresarial, hemos trabajado de cerca con los empresarios para ayudarles a generar estrategias que les permitan continuar con sus negocios y evitar conflictos legales.

A continuación, te presentamos diversos escenarios posibles, para que conozcas con exactitud cómo debes actuar.

¿Qué dice la Ley Federal del Trabajo acerca del Despido Injustificado, aún si es a causa del coronavirus?

Si éste es tu caso, entonces las relaciones de trabajo se suspenden, y tu obligación como patrón es de cubrir un día de salario mínimo (actualmente $123.22) a tus trabajadores, por cada día que dure la suspensión, durante un plazo máximo de un mes, conforme a los artículos 427, fracción VII y 429, fracción IV, de la Ley Federal del Trabajo.

De forma que, si la suspensión de labores continúa por un tiempo mayor, el patrón no tendrá la obligación de realizar pago alguno, sin que exista riesgo de ser demandado por algún empleado por falta de pago.

Una vez que termine el periodo establecido por la autoridad, entonces se abren de nueva cuenta los negocios, se reanudan las relaciones laborales y los trabajadores tendrán el derecho de seguir recibiendo su sueldo como anteriormente lo venían haciendo.

¿Qué ocurre si no puedo seguir pagando la nómina?

Si no existe una orden por parte de la autoridad sanitaria para cerrar la fuente de trabajo (pongamos como ejemplo una agencia de publicidad, que no tiene restricción para seguir operando), pero la baja en las ventas ha hecho imposible hacer el pago de la nómina, entonces la ley simplemente no protege a las empresas en ésta situación.

Despedir a un trabajador por éste motivo, sencillamente es un despido injustificado, y la ley obliga a cubrir una indemnización que comprende de 3 meses de sueldo, antigüedad, vacaciones, prima vacacional y aguinaldo, lo cual, para muchos negocios es simplemente imposible.

Las opciones que existen para estos casos son:

Negociar la indemnización con los trabajadores.

Es importante platicar con ellos para que sean conscientes de la situación que está viviendo la empresa, con la finalidad de negociar con ellos el monto de su indemnización, o bien, los plazos los plazos para pagarla.

También se puede hacer un compromiso para recontratarlos una vez que la situación mejore, o incluir cualquier otra prestación que le pueda interesar al trabajador, de forma que ambas partes salgan beneficiadas.

Una negociación mal hecha, o despedir a un trabajador arbitrariamente, puede generar costosas demandas laborales, que pondrán en mayor peligro la estabilidad económica del negocio.

Reducir el número de días u horas laboradas.

Si bien la Ley Federal del Trabajo no regula que se pueda pactar con el trabajador una disminución de la jornada, para que su salario sea menor, muchas empresas se han visto obligadas a hacer esto.

Hacerlo, le permite al patrón mantener la operación del negocio, y al trabajador seguir teniendo un sustento para su familia, aunque sea menor.

En este caso, es necesario hacer un convenio por escrito donde se especifiquen con toda claridad los términos. Es importante saber que, estos cambios sólo podrán ser válidos mientras dure el periodo de contingencia.

Sin duda muchos trabajadores se han visto en la necesidad de aceptar estas condiciones, porque simplemente les resultaría muy complicado conseguir otro trabajo durante este periodo de crisis económica.

¿Existen otros motivos para suspender la relación con los trabajadores?

Sí. La ley prevé varias, entre las más comunes se encuentran:

  • causas de fuerza mayor
  • falta de materia prima para seguir operando
  • exceso de producción
  • falta de fondos para seguir funcionando, e
  • Imposibilidad para conseguirlos.

En estos casos, se requiere realizar un procedimiento ante la autoridad laboral para obtener su autorización, si se consigue, entonces las relaciones con empleados se suspenden por todo el tiempo que dure la causa, es decir, no existiría obligación de pagarles el sueldo.

Conocer qué opciones se tienen en caso de no poder pagar la nómina de los empleados e implementarlas adecuadamente, ayudará a evitar demandas laborales y multas por parte de la autoridad, que sin duda complicarán aún más el panorama económico en los siguientes meses.

Si tienes dudas, te invitamos a contactarnos para ayudarte a encontrar la mejor solución a tu problema.

Leave a Comment